Opinión; Trabajadores se rebelan contra las máquinas

0
12
Empleados con mascarillas trabajan en una fábrica del fabricante de componentes SMC durante una visita organizada por el gobierno a sus instalaciones, en Pekín, China, 13 mayo 2020. REUTERS/Thomas Peter

Por; José Gómez Cerda

En 1750 un zapatero hacía 23 pares de zapatos diarios; en 1880 una Máquina hacía 300 pares diarios…pero las máquinas eran de los patronos.

En 1810, en Inglaterra se produjo una rebelión contra el trabajo de las fábricas y el empleo de las máquinas.

Publicidad

En 1811 nuevamente los trabajadores se rebelaron contra el sistema de las máquinas, especialmente los tejedores y las hiladoras, porque creían como un grave peligro la desocupación que producían esas maquinarias, decidieron destruir varios telares.

 Ese movimiento se conoció como el “Luddismo”, por Ned Ludd, un obrero que se especializó en destruir máquinas. Ese movimiento se extendió a los zapateros, sastres, mineros, carpinteros y otros sectores de los trabajadores.

El Luddismo es un movimiento de oposición a toda clase de tecnología, que según su parte ideológica, hace que el hombre pierda su capacidad laboral y por ende creativa, para servirse de manera esclavista a las formas de tecnología, que hacen más productivo el trabajo en términos de rapidez y no en el capital humano.

 Surgió de las revueltas de 1810-1821, contra toda forma de explotación miserable a los trabajadores en Gran Bretaña, que terminó con la destrucción de la maquinaria industrial por parte de sus seguidores y la consiguiente represión del gobierno británico hacia sus dirigentes.

En 1814, en Inglaterra, el horario de los trabajadores era muy extenso. En la factoría Fal River, había un anuncio público que fijaba el horario.

“ El trabajo comenzará a las cinco de la mañana, media hora de descanso  para el desayuno, a las ocho, media hora de descanso para el almuerzo, a las doce; Salida del trabajo, a las siete y treinta de la noche”.

 Las condiciones de trabajo de los niños y las mujeres eran pésimas, los niños recibían como salario I/7  parte de los salarios de los adultos, y las mujeres la mitad del salario de los hombres.

 En 1824, en Inglaterra, se promulga la ley sobre libertad de asociación para los trabajadores. Esta ley derogó las leyes de 1799 y 1800 (Leyes Combinadas), que prohibía la libre asociación de los trabajadores. Esto se logró gracias a la lucha de Francis Place.

 En 1825  nuevamente es reglamentada la asociación de los trabajadores.

!La libertad de asociación no era prohibida, sino tolerada !

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.