CODUE dice: debemos preservar la familia en una sociedad caracterizada por la inversión de valores y las tentaciones sociales

0
6

Al celebrarse este domingo 27 de septiembre como el Día Nacional de la Biblia, declarado mediante la ley 204-84, el Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), sostiene que la familia dominicana necesita de mayor orientación en medio de tanta inversión de valores, de los ataques, las tentaciones sociales que van enfocadas a la niñez, adolescencia y  la juventud, como elementos que dan sentido y preservación a la vida de una sociedad.

Su representante Feliciano Lacen, explica que en medio de tantas injerencias extranjeras que pretenden llamar a lo bueno malo, y a lo malo bueno, con caramelos disfrazados y envenenados de “falsa piedad”,  es menester que los buenos y nobles dominicanos salgan al frente con un mensaje de defensa y concientización de aquellos enemigos naturales de la familia, la patria, y del país.

El representante de la entidad eclesiástica, considera que la Constitución debe ser el alma de una nación, la regla por excelencia que rige la vida de los pueblos. Sin embargo, la biblia es la regla de fe y conducta que debe guiar el comportamiento socio-espiritual de un país, haciendo de sus ciudadanos mejores individuos que desarrollen relaciones en base al amor, servicio, la convivencia pacífica del hombre y la mujer en una sociedad que muere  se va  destruyéndose  moral y espiritualmente.

El pastor Lacen Custodio, explico que la  palabra de Dios es Ley, en la cual debemos meditar en ella todos los días, y no sólo basta con meditar, sino poner en práctica, al niño, al joven, al adulto, como garantía de normas de conducta ciudadana ejemplar, como guía que alumbra las conciencias de las personas , en medio de tanta confusión, pánico , criminalidad, suicidio, corrupción de la justicia, enriquecimiento ilícito, injusticia, desigualdad social, en fin todo lo que pueda ir en contra de la moral y las buenas costumbres.

“La biblia habla sobre la persona de Dios, la noción de última y esencial verdad: la Verdad. “Yo soy el camino, la verdad y la vida”, diría—de sí mismo— Jesús de Nazaret. La verdad viene a ser para la democracia un valor fundamental, asociado a la transparencia que procura una sinceridad, manifiesta en la acción visible, y que da cuentas, de la transparencia en todos los órdenes”. Añadió Feliciano Lacen.

El presidente de CODUE,  dijo que es bueno recordar siempre que los Fundadores de nuestra nacionalidad dominicana se ampararon en el Juramento Trinitario proclamado en el nombre de la Santísima, augustísima e indivisible Trinidad de Dios Omnipotente, en procura de la liberación de un yugo que se tornaba inaceptable para los dominicanos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.