Posicionamiento en el Ranking Municipal no es sinónimo de transparencia

0
35

Por Jorge De León

Para conveniencia de opinión pública, las alcaldías manejan el posicionamiento en el Ranking del SISMAP Municipal, como un ente de transparencia y de buenas ejecutorias a un determinado municipio o distrito municipal; graso error, ya que esta herramienta calificativa de la eficiencia en manejos internos, generales y de servicio; bajo indicadores establecidos, solo es un medidor que se alimenta de documentos que son subidos a una plataforma, sin una exhaustiva evaluación de procesos ni veracidad en los mismos.

Publicidad

Es propicio aclarar, que el SISMAP municipal es un Sistema de Monitoreo de la Administración Pública, orientado a medir los niveles de desarrollo de la gestión municipal, en términos de eficiencia, eficacia y calidad de cumplimiento de marcos normativos y procedimentales que inciden en la gestión municipal, a través de una serie de indicadores básicos y subindicadores que se derivan de éstos.

El SISMPA está basado en evidencia de procesos, que son los documentos, previamente escaneados y subidos a dicha plataforma, esta evidencia, no estila pasar un proceso de verificación a la veracidad, de evaluación a procesos propios de mecanismos como licitación, oferencia, compra, contratación; y esto se debe, a que para dichos procesos existen los reglamentos de Compras y Contrataciones; que sus anomalías solo detectan a través de auditorías externas.

Por eso, claramente queremos dejar en el dominio público, en el razonamiento del munícipe, para que no sea llamado engaño; la gran diferencia entre el posicionamiento en el ranking del SISMAP municipal y la transparencia de los procesos financieros de una alcaldía.

La transparencia de un ayuntamiento se determina por la mayor claridad en los procesos de adquisición, compra, venta, contratación, alquiler, licitaciones y otros; al ser esto, un tema muy técnico y profesional, muchos alcaldes juegan con la inteligencia del ciudadano y no es, hasta que se produce una minuciosa auditoria de procesos, que se determinan si están apegados a las leyes, reglamentos, procedimientos y estándares, previamente establecidos para cada uno de estos procesos; o, si en su defecto se encuentran anomalías.

La compra de vehículos con procesos fallidos, la imposición de una obra sin los debidos procesos, el manejo adecuado del presupuesto participativo, el mecanismo de la recepción de donaciones por intercambio de deudas, la correcta inversión de presupuestos extraordinarios cedidos por el estado, la confesión de contratos a conveniencia de partes interesadas, el manejo antojadizo del 4% para educación, género y salud, la dislocación y apropiación de los fondos para manejo de prensa y comunicación y otros tantos procesos financieros, no pueden ser evaluados ni calificados por la plataforma del SISMAP.

Para evidenciar lo transparente del manejo financiero institucional de las alcaldías, es necesario que la administración soporte un proceso de auditoria externo, por cámara de cuenta o cualquier otra entidad valorada y calificada para estos tipos de evaluaciones.

El ranking en el SISMAP te dice que según las evidencias. la alcaldía es eficiente o no en los procesos internos; las auditorias, por el contrario, establecen si el manejo financiero es veraz, legítimo y transparente. Es una diferencia abismal la colocación en un listado de eficiencia y calidad; y la transparencia en el manejo de los recursos de los cuales se le debe rendir cuenta al munícipe.

El autor del presente artículo tiene experiencia municipal, es también experto en marketing político y campañas electorales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.