Presidente Abinader crea mediante decreto 588-20 Mesa Presidencial de la Industrialización

0
5

El presidente Luis Abinader creó mediante el decreto número 588-20 la Mesa Presidencial de la Industrialización, la cual servirá para articular las políticas destinadas a hacer más competitivas a las zonas francas y las industrias del país.

Abinader manifestó que la política industrial debe ser tratada de forma integral y transversal, con una visión de país, pero que conjugue también una visión territorial y local para así establecer los enclaves industriales fundamentales en las regiones según sus actividades.

“Por eso las diferentes administraciones públicas debemos coordinarnos, complementarnos y cooperar en la ejecución de medidas para impulsar al tejido productivo. Por esto, estamos hoy presentando esta iniciativa: la constitución de la Mesa Presidencial para la Industrialización”, afirmó.

Durante el acto de lanzamiento del proyecto el jefe de Estado indicó que, desde que tomó posesión, ha mantenido numerosos encuentros con todos los actores responsables de trabajar para lograr reactivar la economía dominicana.

“La colaboración entre el sector público y privado, así como la participación de todas las instituciones, es fundamental para atraer inversiones, proyectos viables y sostenibles para el desarrollo del sector industrial en nuestro país”, indicó.

El gobernante pronunció el discurso central en el acto de lanzamiento de la Mesa Presidencial para la Industrialización, el cual tuvo lugar en el Salón Las Cariátides del Palacio Nacional, donde significó que todas las actuaciones que se desarrollan están enfocadas en crear un marco favorable que genere confianza y certidumbre al sector privado para que sea capaz de movilizar recursos hacia el sector industrial y afrontar con mayores garantías retos tan importantes como el cambio tecnológico o la transición ecológica.

“La industria en nuestro país supone un importante aporte al producto nacional bruto, y emplea a miles de dominicanos y dominicanas. Pero, aún estamos lejos de alcanzar niveles óptimos de un país plenamente industrializado, que compita en los mejores mercados y que genere gran valor añadido a nuestra economía y bienestar colectivo”, precisó el jefe de Estado.

Significó que, por ello, se debe acelerar el paso y ser más ambiciosos en la apuesta para reindustrializar el país en todas sus regiones.

El Presidente manifestó que se deben afrontar retos globales como la globalización y la automatización. Agregó que estos retos requieren de una política integral y sostenida a medio y largo plazo, e incluso, necesitan de un firme compromiso a nivel internacional.

“De este modo, la industria —no solo la dominicana, sino también toda la que engloba a el Caribe y América Latina— podrá consolidarse como un motor de la economía ante la creciente competencia internacional en los próximos años, adaptándose también a los desafíos a los que antes me he referido”, afirmó.

Enfatizó que “los Gobiernos debemos acompañar y apoyar a la industria a través de un mayor impulso a la innovación y de un mejor marco regulatorio”.

Afirmó que “a pesar de los problemas que estamos sufriendo ahora con motivo de la pandemia, la República Dominicana sigue siendo un país atractivo para la inversión industrial”.

Significó que en los últimos días se ha visto como numerosos grupos empresariales están desplegando una amplia actividad de inversión en el país, dando una muestra de confianza sin precedentes.

Indicó que “somos un país en el que hay mucho interés para desarrollar inversión extranjera, y en particular, inversión industrial que estamos seguros en disposición de aprovechar”.

Proclamó que la mesa está orientada a conjugar “nuestras exitosas zonas francas con las industrias locales, generando sinergias entre ambas y aplicando una estrategia conjunta”.

“Todo lo producido en República Dominicana, ya sea por Zona Franca o por el sector industrial local, sigue siendo Producto Dominicano, por lo tanto, debe verse como un solo cuerpo”, refirió.

Explicó que lo que hoy presentan será un espacio de articulación de políticas destinadas a potenciar el sector industrial y de zonas francas como un solo motor de desarrollo, con la participación del sector privado y las principales entidades del Gobierno central para transitar en una ruta única de industrialización.

Anunció que la iniciativa puede suponer más de 200 mil nuevos empleos para el país.

“La industria va a tener un lugar preferente como sector clave en el impulso de desarrollo económico, sostenible e inclusivo de nuestro país. Se los garantizo, no solo de palabra, sino con acciones de impulso y desarrollo como esta”.

Planteó realizar un diagnóstico sobre las fortalezas, las debilidades, los retos y las oportunidades a que se enfrenta la industria en el medio y largo plazo, para así incluir medidas de actuación concretas que permitan afrontar con éxito todos los retos que afronta la industria y eliminar las barreras que puedan aparecer.

Significó que, en materia de política industrial, el país necesita herramientas para definir sus principios, sus objetivos y los recursos sostenibles en el tiempo de forma que se puedan lograr los mejores resultados como consecuencia de la aplicación de todas las herramientas que se definan.

En este sentido, refirió que durante los últimos años han sido muchos los agentes económicos, sociales y responsables públicos los que han demandado un consenso a largo plazo en materia de política industrial.

Enfatizó que “hoy empezamos a definir una política industrial seria, de Estado, a largo plazo, que incluye e involucra a todos los sectores de la sociedad dominicana”.

De su lado, el ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Víctor Bisonó Haza, dijo que el presidente Abinader al crear la Mesa Presidencial de la Industrialización ofrece señales claras de que apuesta a la industrialización del país como herramienta para la dinamización y recuperación económica.

“Hoy es un día importante para nuestra industria, y con ella, para la economía del país porque estamos apostando a integrar económicamente y como un solo músculo, a la industria local con las zonas francas, convirtiéndose en uno de los principales catalizadores de la reactivación económica”.

“Contar con actores clave del gobierno que hoy nos acompañan y del sector privado que ponen al servicio del país su experiencia, es un reflejo de que, por encima de todo, trabajamos por el bien colectivo para impulsar el país hacia la reactivación económica y generación de 600 mil empleos, meta trazada por el presidente para mejorar la calidad de vida de los dominicanos”, expresó.

Explicó que actualmente hay buenos augurios, ya que las zonas francas en el mes de septiembre del presente año exportaron más que para el mismo periodo del 2019, registrando un crecimiento de 10.4%.

Sostuvo que el sector industrial dominicano es uno de los pilares para el aumento de la productividad, competitividad y el crecimiento de nuestra economía.

“Por esto estamos convencidos que la Mesa de la Industrialización será un importante instrumento para trabajar de la mano sobre cinco grandes ejes: garantía de permisología eficiente, cohesión de la política de promoción internacional y mejorar la regulación tributaria, fomento de los encadenamientos productivos, implementación de una nueva estrategia de educación y formación técnica y el fortalecimiento de la infraestructura”, dijo el funcionario.

Acompañaron al presidente Abinader, los ministros de la Presidencia, Lisandro Macarrulla; Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza; de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez y de Hacienda, José Vicente.

También, los ministros de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, Franklin García; Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton y el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta Romero.

Junto a ellos, el director ejecutivo del Consejo Nacional de Zonas Francas (CNZF), Daniel Liranzo; los presidentes de Agrifeed, José Vitienes, del Banco BHD León, Luis Molina Achécar; de PIISA, Manuel Enrique Tavares; del Grupo Linda, Félix García, de DP World Caucedo, Samuel Conde; del Grupo M, Fernando Capellán, Mercasid, Ligia Bonetti, de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Celso Juan Marranzini y del Banco Popular, Christopher Paniagua.

Participaron, además, los directores de Aduanas (DGA), Eduardo Sanz Lovatón; del Centro de Desarrollo y Competitividad (CNC), Peter Prazmowski, de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), Luis Valdez, del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), Rafael Santos y del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.