Opinión: ¿Con quién se va Leonel?

0
13

Por: Miguel Ángel Cid

Las elecciones congresuales y presidenciales del 5 de julio próximo, coloca en una encrucijada al Dr. Leonel Fernández Reyna y su Partido Fuerza del Pueblo. Por un lado, podría llenarse de odio y torpedear al PLD, aunque ambos se hundan en el intento. Por el otro lado, podría suturar y tapar las heridas con curitas, negociar sin dolores, para emerger como la segunda fuerza política del país.

Resolviendo ese trance se le va la vida, su vida política.

Nadie gana en primera vuelta

Encuestas, operadores y analistas políticos consideran que, en las próximas elecciones, nadie gana en primera vuelta. Pero cuando esa misma consideración sale de la boca de un político, se desprende que ya está armando el muñeco de las negociaciones para la segunda ronda.

En los movimientos de Leonel Fernández, por ejemplo, se ve claro que está poniendo los huevos en esa canasta. Si no se hunde su candidatura presidencial hasta el fondo y logra llegar, por lo menos tercero, sería un regreso formidable. Una vuelta tan tremenda que habría que preguntarle a la Dra. Adriana Mukieng Sang Beng si ello ha ocurrido, algunas vez, en los anales de la política criolla, exceptuando el increíble retorno del Dr. Balaguer. Con todo, creer en milagros no le hace daño a nadie.

Los posibles escenarios de la Fuerza del Pueblo, entonces, se limitan a tres. Los escenarios son: primero guiado por la Fuerza del Pueblo, segundo presidido por el Partido Revolucionario Moderno y tercero encabezado por el Partido de la Liberación Dominicana. En cada escenario hay una segunda opción donde se invierten los partidos en segundo y tercer lugar.

Escenario 1ero. FP-PLD-PRM, o puede ser, FP-PRM-PLD

Escenario 2do. PRM-FP-PLD, otra variable posible es, PRM-PLD-FP

Escenario 3ero. PLD-PRM-FP, también puede ser así, PLD-FP-PRM

Si se produce el primer escenario, en cualquiera de las dos variables, el Dr. Fernández estaría a la altura que le dicta su enorme ego. Él pondría las reglas del juego, sería el árbitro principal y estaría sentado en el sillón más alto en la mesa de las negociaciones.

Si es el segundo escenario, queda claro que el bueno de la película sería el PLD. Ellos tendrían la llave del triunfo para los perremeístas o los leonelistas. Para los morados, asociarse a la FP, sería lo recomendable.

En el tercer escenario, la FP puede decidirse por apoyar al PRM, pero la mejor opción sería pactar con sus antiguos compañeros. Si se produce la otra variable, con la FP en segundo, al PRM no le queda otra opción que apoyar a Leonel Fernández para salir del PLD, que es su principal objetivo. Es decir, saldrían del PLD morado para colocar en su lugar al PLD verde.

Consecuentemente, el dilema de Leonel Fernández en esta coyuntura no es fácil, a pesar de que es una situación creada por él mismo. Si la Fuerza del Pueblo ayuda al PRM a ganar, eso sería resignarse a seguir siendo una bisagra más de las tantas puertas ocultas que existen en la política dominicana. Con los perremeístas en el gobierno, el León estará obligado a perdonar las metidas de patas típicas de los gobernantes criollos, dizque porque es la primera vez que gobiernan.

Si el Dr. Fernández, en cambio, contribuye a que los peledeístas sigan gobernando, podría convertirse, pasando por una negociación inteligente, en el opositor principal. El PLD, con 20 años en el gobierno, 16 de ellos corridos, sufre el desgaste político propio que produce una acción dilatada en el ejercicio del poder.

Entonces, 4 años más de gobierno, sería dañino para el régimen y el propio PLD. Así que si no pierde ahora, en el 2024 el PLD perderá seguro.

Eso lo sabe el Dr. Leonel Fernández, un León que no tiene un solo pelo de tonto. Por ello, desplazar en este momento al PRM del liderazgo de la oposición, es la puerta oculta que le abre la posibilidad a un eventual regreso al poder.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.