Medina encabeza inauguración de la primera fase cárcel Nueva Victoria

0
10

El presidente dominicano, Danilo Medina, inauguró este lunes la cárcel La Nueva Victoria, un recinto moderno con capacidad para 8,878 reclusos con el que se pretende acabar con el hacinamiento y las condiciones inhumanas habituales en los antiguos presidios del país.

La nueva prisión se ubica en San Antonio de Guerra, a unos 40 kilómetros de Santo Domingo y cerca de la antigua cárcel de La Victoria, un penal con 70 años de historia que es «el principal símbolo de los defectos y carencias» del sistema penitenciario dominicano, según destacó el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez.

En la antigua cárcel hay recluidos cerca de 8,500 presos, que están «apiñados» en un espacio diseñado para 1,200 internos, con hombres durmiendo en el piso, algunos de ellos «en el lugar donde hacen sus necesidades» y sin ventilación.

La Nueva Victoria ha supuesto una inversión de 6,966 millones de pesos, según dijo el procurador en un discurso en la ceremonia de inauguración.

El procurador aseguró que el complejo penitenciario es «el más moderno y seguro de la región» y convertirá a República Dominicana en «uno de los pocos países que podrá hablar de hacinamiento cero».

«Dejamos para atrás el modelo represor, en que las cárceles eran casi una universidad del crimen», recalcó Rodríguez.

El complejo cuenta con 87 edificios, de los cuales 30 son administrativos y 57 para alojamiento, y que están divididos en cuatro cuadrantes, que funcionarán independientemente.

Entre los aspectos que se han tenido en cuenta para respetar la dignidad de los presos y sus familias se encuentra la instalación de 96 celdas conyugales y un área infantil, con juegos para los hijos de los internos.

Además, se desarrollarán programas de reinserción con los que se espera «romper las cadenas de la pobreza y el crimen», según palabras del procurador, que sin embargo reconoció que los beneficios para la sociedad de este plan de humanización de las cárceles no serán inmediatos.

Los presos comenzarán a ser trasladados al nuevo penal esta misma semana, aunque todavía no se han concluido las obras de las vías de acceso, del área de talleres o de las torres de seguridad.

La antigua cárcel de La Victoria era frecuente escenario de motines y trifulcas, el último de ellos desatado el pasado abril como reacción a los primeros casos detectados de COVID-19 en el penal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.