Encuentran vivo en un hospital psiquiátrico un policía declarado muerto tras el tsunami de 2004

0
5

Un oficial de Policía de Indonesia que fue declarado muerto después del catastrófico tsunami de 2004 ha sido encontrado con vida en un hospital psiquiátrico, donde pasó varios años tras sufrir un colapso mental a raíz de la tragedia.

 

Abrip Asep se encontraba de servicio cuando el tsunami del océano Índico azotó Indonesia el 26 de diciembre de 2004. Su familia denunció su desaparición y más tarde fue declarado muerto.

Publicidad

Sin embargo, Asep fue encontrado recientemente en un hospital psiquiátrico en la provincia de Aceh, en el que, supuestamente, ingresó tras sufrir problemas de salud mental debido a los traumas que presenció durante el tsunami.

“No lo podía creer, 17 años sin noticias y pensábamos que había fallecido, no sabíamos que seguía vivo”, confesó uno de los familiares de Asep, según Daily Mail.

La Policía local confirmó que el hombre hallado en el hospital psiquiátrico era Abrip. “Aunque está sufriendo una enfermedad mental debido al tsunami, su familia está muy agradecida de haberlo encontrado con vida”, indicó un portavoz de la Policía Regional de Aceh.

Según la dirección del hospital, el hombre fue llevado hasta el centro psiquiátrico por un residente local hace 12 años. En aquel momento, estaba aturdido y ni su origen ni su identidad no estaban claras, informan medios locales.

El 26 de diciembre de 2004, varios países asiáticos sufrieron uno de los mayores desastres naturales de la historia, provocado por uno de los terremotos más fuertes desde que se tiene registro, que tuvo su epicentro en el océano Índico. Según diferentes estimaciones, su magnitud fue de 9,1 a 9,3. El tsunami dejó 230.000 muertos, miles de cuerpos sin identificar y graves daños en Indonesia, India, Sri Lanka y Tailandia. Actualidad.rt.com

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.