El Coronavirus vs la dominicanidad

0
70

Desde que empezó todo esto sobre la propagación del virus corona en nuestro país he estado viendo, analizando e interpretando todas las medidas que el gobierno ha tomado para salvaguardar las vidas de los dominicanos, por supuesto sin dejar de pasar por alto el contundente golpe económico y social que deja esta cuarentena en un país como el nuestro.

La realidad es que quería mantenerme al margen de muchas cosas que están pasando en República Dominicana como, por ejemplo:

-Los bulos o noticias falsas que desaprensivos, delincuentes cibernéticos, mal intencionados y amarillistas aprovechan para llamar al pánico, desinformar e influir en los más vulnerables a tal punto de convertir una ´´Fake news´´ en una pandemia más peligrosa que el mismo Covid-19.

-Aquellos que nunca en su vida han dado ‘’un golpe’’ y que en estos momentos quieren que el gobierno les proteja, les de alimentación, dinero y les garanticen su salud.

Estos mayormente esperan que el presidente de un discurso para luego decir lleno de pesimismo “No llenó mis expectativas“ “No era lo que esperaba“ “Esas medidas son solo para unos cuantos“ y otras burradas más que es muy fácil decirlas desde su casa y sin ningún compromiso nacional como lo tiene ahora mismo cualquier presidente en los países que han sido afectados.

-Los que no entienden que estos tiempos no son vacaciones y que quedarse en su casa después de las 8:00pm no es una dictadura si no una medida a favor y en lugar de eso aprovechan los colmados, parques o cualquier otra zona en sus barrios para aglomerase y hablar vacuencias con gentes que no saben con quién o que ha tenido contacto.

-La cantidad de gente que ignoran en nuestro país lo que está pasando, principalmente aquellos que viven en los campos, en zonas rurales y que quizás no tienen los mecanismos de comunicación necesarios para informarse y con ello tomar las medidas de precaución.

Es decir, el dominicano es un ser peculiar al que hay que soportarle todo y como un niño mal criado corregirlo una y otra vez, pero sin darle golpes, ya que al final esta es la democracia que estamos sembrando y la dominicanidad que estamos cosechando.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.