Creador de “El boom de Gangnam Style” cayó en el alcohol y las drogas

0
13

El 15 de julio de 2012 se estrenaba en Corea del Sur El video se viralizó y tuvo más de 4 mil millones de reproducciones en todo el mundo. Pero después de semejante suceso, PSY, su autor, sufrió por no poder emularlo y cayó en el alcohol y las drogas

Mantienen la distancia social. Por los altoparlantes pasan música. Algunos bailan, otros hablan entre sí. Unos pocos no cumplen con las reglas y se corren jugando a la mancha. De pronto la canción cambia y todos (o al menos el 90 % de los chicos) se ponen a bailar. No de cualquier manera. Siguen una coreografía. Hacen como que montan un caballo, cruzan los brazos por delante hasta que levantan el derecho emulando el movimiento de un lazo. Gangnam Style ha hecho su magia.

El 15 de julio de 2012 aparecía en Corea del Sur el single de un artista pop local de cierto éxito. Era el anticipo de su sexto álbum. PSY (por psycho) tenía unas módicas esperanzas. Entrar en los charts de su país, que el tema se instalara en las redes y así lograr que más público fuera a sus shows.

Tenía 35 años, su aspecto no era el de un galán de esos a los que el público sigue sin interesarle lo que canten, su voz lejos está de ser un prodigio y sus antecedentes no permitían creer que consiguiera algo más que repercusión en su país. No entra en el molde del típico ídolo teen del K-Pop. Pero su canción explotó gracias al video y en especial a la manera en que PSY bailaba en él.

Una base de música electrónica, un rapeo en coreano y un estribillo que repite el título de la canción. Nadie hubiera apostado a esa fórmula. Pero pasó lo que pasa en estas épocas. A alguien le parecieron divertidos los pasos del video y lo hizo circular por las redes sociales. Esa publicación se fue compartiendo hasta que también lo hizo algún famoso o algún influencer. El efecto de viralización tomó una velocidad inusitada. En pocos días eran millones los que habían visto el video. Quien pensó el término “viralizar” era un maestro de la precisión. Es fácil decirlo ahora en tiempos pandémicos en los que todos aprendimos algo de infectología. Primero un brote después la epidemia, la dispersión incontenible por todo el mundo.

Psy se convirtió en una estrella mundial. Apariciones en todo el mundo, dúos con Madonna, participaciones televisivas con Britney Spears, publicidades, recitales multitudinarios. Todos querían imitar su coreografía.

Gangman es un barrio residencial de Seúl, uno de los más caros y exclusivos. La letra de la canción, según los que saben coreano y las traducciones que se pueden leer en la red, se burla de ese estilo de vida, parodia las costumbres de las clases altas. Caricaturiza a los residentes en él, alejados de los problemas y que miran con soberbia a los de su alrededor. Aunque también la canción muestra cómo los que no viven allí, desean hacerlo.

Pero, lo cierto, es que casi nadie sabe lo que dice la letra mientras simula andar a caballo y que revolea un lazo por encima de su cabeza. Leer más

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.