domingo , mayo 19 2019
Inicio / Opinión / Maduro sabe que Trump es “boca”

Maduro sabe que Trump es “boca”

Por LEONEL MARTÍNEZ

Nicolás Maduro Moros, el mandatario venezolano, es un hombre de 57 años de edad. Se desempeñó por seis años como ministro de Relaciones Exteriores (2006-2012), y durante un año fue vicepresidente, hasta que llegó a la presidencia de su país para el período 2013-2019. Recientemente resultó reelecto 2019-2025.

Algunos los consideran sumamente terco y otros lo acusan de ser un dictador. Pero sus seguidores reconocen que es un fiero combatiente socialista que no  se rinde a los pies del imperialismo.

Donald John Trump, presidente de USA, tiene 73 años de edad,  se ha caracterizado por un estilo bravucón de gobernar. Pero se estima que lo suyo es un “amagar y no dar”. Lo vimos levantar el brazo y amenazar a su homólogo de Corea del Norte. Ha dicho innúmeras veces que construirá el muro fronterizo entre su país y México. Sin embargo, no ha colocado el primer block.

Trump amenaza y amenaza y nada pasa. “Buche y pluma”, dicen por aquí. Otros lo comparan con los caninos viralatas, porque  ladran y ladran pero no muerden. Y lo peor es que, Maduro sabe que Trump es “boca”. Putín también lo sabe, por eso los rusos hacen lo que le da la gana en Venezuela, porque los gringos apenas hablan y hablan y no hacen absolutamente nada.

Fidel Castro también conocía a los yanquis. Chaves no ignoraba esa mala fama de los norteamericanos, “son boca”, solía decir entre carcajadas. Probablemente Maduro igualmente se esté riendo de ellos, mientras los rusos, por  diplomacia, esconden su sonrisa. Como disimularon su apoyo a Trump. Parece que la lucha política tiene muchas cosas divertidas. ¡Caramba!

A quienes se le aleja la risa es al pueblo venezolano, pues el hambre lo está golpeando con dureza y los apagones dañan lo que se resguarda como un trofeo en el refrigerador. Y hasta Guidó ha dejado de sonreír, porque la arepa política se le endurece cada día más.

Es evidente que Maduro está ganándole el juego a los yanquis y a Guidó, se está riendo de los dos. Conoce el discurso de Trump y no le tiene miedo. “Son brisas que no tumban cocos”, con frecuencia expresa.

Aquellos que disparan palabras sobre el régimen de Maduro, deben tener claro que el método de Gandhi ya no derroca gobierno, pues hasta ahora “de boca” no desaparecen los tiranos. Sino, pregúntenle a los dominicanos que en el mes de la lluvia, un 30 de mayo de 1961, hicieron caer, sin  decir palabras, un  aguacero de balas sobre el dictador  Trujillo.

Mira esto

La sucia historia del jabón

Por: Leonel Martínez  Este es el primero de una serie de trabajos que publicaré en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *