lunes , abril 22 2019
Inicio / Opinión / Un caos entre patanas y patanes

Un caos entre patanas y patanes

Por: Leonel Martínez 

 

Si deseas saber el nivel educativo de un pueblo, solo miras su tránsito en calles y avenidas. El volante es como el análisis de la orina, que, “lo dice todo”. Por eso suelo expresar que, muchos de los que imprudentemente manejan patanas son “patanes”.

La gente espera con impaciencia cuándo es que el Instituto Nacional de Tránsito y Trasporte Terrestre (INTRANT), va a iniciar las medidas para poner orden en el caos diario de los tapones. Quienes desean ir al verdadero infierno que tomen la avenida Máximo Gómez.

Es inexplicable una línea de camiones tanqueros de combustible uno detrás del otro. Esto es prohibido por seguridad en cualquier país del mundo. ¿Qué espera el INTRANT, que ocurra una gran tragedia?

Muchas de las decisiones aguardadas en el trasporte no tienen grandes costos, son simples medidas inteligentes, como: cambio de horario en las escuelas y oficinas públicas, no permitir parqueos en rutas específicas, dejar que los semáforos funcionen y otras ya planteadas por personas e instituciones.

Se piensa en el refrán de “amagar y no dar”, pues ese parece ser el método del INTRANT, con la agravante de que esta nueva entidad ni amaga ni hace nada para mejorar el tránsito. Su esfuerzo parece concentrado en cobrar el dinero de las multas. Sobre  todo en un país en el cual el Estado suele abrir hoyos para hacer arreglos y no los tapa. ¿Y quién multa a este violador de la ley?

Si nos van a poner nota dependiendo del nivel educativo que exhibimos en el tránsito, supongo que la calificación será muy mala. Casi estamos “quemados”. Y lo peor es que los maestros del INTRANR, piensan más en cobrar los exámenes que en enseñar. Es evidente que en materia del tránsito y el trasporte vamos por muy mal camino.

ggnoticias01@gmail.com
Tel; 809-686-3057-Ext 106

Mira esto

Desafíos de la nueva Suprema 

Por: Leonel Martínez  Uno a veces sueña, pero hay circunstancias en que la vida suele …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *