martes , diciembre 18 2018
Inicio / Deportes / Rafael Polanco, el clavo en el zapato del que Osiris Guzmán no pudo deshacerse

Rafael Polanco, el clavo en el zapato del que Osiris Guzmán no pudo deshacerse

Por:Nathanael Pérez Neró

 

Osiris Guzmán era fiel a Joseph Blatter y Jack Warner, ex presidente y vicepresidente de FIFA expulsados por sobornos. Pero el líder dominicano salía ileso de caso alguno de corrupción y hasta sobrevivió al terremoto que en 2015 estremeció el planeta con el arresto de 23 altos directivos mundiales acusados de recibir US$150 millones en coimas por las sedes de los Mundiales 2018 y 2022 y ventas de derechos televisivos.

Si hay un responsable en el país para que la FIFA decidiera dar curso al caso dominicano es Rafael Polanco, a quien Guzmán trató de neutralizar por múltiples vías y hasta lo suspendió de forma indefinida, cuando este se atrevió a pedir transparencia.

Futbolista desde su niñez en Esperanza, Valverde, Polanco, contador y dueño de una empresa de comercio internacional, tiene un perfil distinto al clásico dirigente de recursos económicos humildes y vulnerable a otorgar su voto y lealtad hasta por una promesa de viaje o nombramiento en el Estado.

Polanco, que presidió la Asociación de Fútbol de la Provincia Santo Domingo entre su fundación en 2002 hasta 2015, comenzó a desagradar a Guzmán cuando se opuso al pedido de este último en 2005 de declarar persona no grata a Félix Disla Gómez, cuya columna Tirando a la Portería en el Periódico Hoy desde la década de 1980 era una guía-oasis y lectura obligatoria donde fijaba posiciones no siempre del agrado de Osiris.

Desde entonces, Guzmán tenía claro que tenía un directivo respondón al que tenía que neutralizar y no deparó en tratar de quitárselo de su camino. Una persecusión que incluyó quejas en cartas a ejecutivos en la empresa donde trabajaba.

En 2007, Polanco cuestionó el gasto de la Fedofútbol, lo que le costó una primera suspensión de seis meses, que luego la Concacaf bajó a tres a pesar de no encontrar justificación por la penalidad. En 2010 hizo campaña para enfrentar a Guzmán en las elecciones, pero se retiró alegando falta de condiciones e irregularidades que denunció al Comité Olímpico Dominicano.

Polanco llevó sus quejas a la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol, sin obtener grandes resultados, pero encontraba barreras en el guatemalteco Mauricio Caballeros y luego en el nicaragüense Julio Rocha, el primero vinculado a casos de corrupción y el segundo murió en prisión en enero pasado en Miami mientras esperaba condena por el FIFA Gate de 2015.

En 2014, Polanco justificaba su ausencia en la asamblea de la Fedofútbol, entre otras razones, alegando que el informe registraba los US$1,180,000 que entregaron FIFA y Concacaf cambiados a una tasa RD$39.00 cuando la compra de la moneda estadounidense nunca fue inferior a RD$42.86 y el promedio del año fue de RD$43.84.

En 2015, la Fedofútbol lo expulsó al estilo de Leonardo Matos Berrido en la Lidom, pero esto no lo detuvo y su huella aparece en la denuncia que llevó a la PEPCA a allanar la sede Feofútbol y el Proyecto Goal en 2016, un informe que está pendiente a una auditoría que hizo la Cámara de Cuentas este año.

La auditoría

Polanco era renuente a aprobar los informes económicos que cada año se presentaban en la asamblea tanto por la falta de detalles como por la empresa que los auditaba. La FIFA exigía una auditora externa, pero quien lo hizo por años hasta 2015 fue Georgina Rodríguez, que estaba nombrada como auditora interna de la Fedofútbol con salario de RD$35,000.

Fue un punto que llamó la atención de Aníbal Portorreal, entonces viceministro administrativo de Deportes, que envió una comunicación en diciembre de 2015 donde pedía una explicación por el gasto de RD$138,601 solo en combustible y cuestionaba que se gastara el 85% del cheque que giraba el Gobierno en gastos corrientes, sobre todo en nómina.

“Entendemos que no se corresponde que esta Federación tenga en su estructura administrativa cuatro servidores en el área de Contabilidad y Auditoría Interna (a un costo de RD$90,000 al mes) para manejar una subvención mensual de RD$744,000”, escribió Portorreal.

Ya para 2016 la Fedofútbol contrató una firma auditora externa, Montero & Asociados.

Reparación de estadio

Otro punto denunciado por Polanco fue la asignación de US$400,000 en 2010 por la FIFA para rehabilitar el estadio del Parque del Este y el Panamericano de San Cristóbal, llevado a cabo por la empresa Proyectos & Construcciones Civiles CxA, del ingeniero Aristides Ledesma, hermano del entonces vicepresidente de Fedofútbol, Félix Ledesma. pero los trabajos solo se hicieron en la instalación de San Cristóbal y en el Parque del Este nunca se colocó un block.

Fuente: diariolibre

ggnoticias01@gmail.com

Tel; 809-686-3057-Ext 106

Mira esto

Canelo cumple con nocaut a Fielding

Saúl “Canelo” Álvarez dio una fiesta en el Garden, breve y poderosa. El púgil mexicano …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *